Dejemos de repetir todo como pericos sin siquiera deternos un poco a reflexionar.

Todos dicen: “La primera impresión es lo que cuenta”

JA y JA y más JA.

Vivimos en un mundo altamente visual en dónde el primer contacto que tenemos con el mundo real o tangible tiene relación con el sentido de de la vista. Además agreguemos nuestras creencias a este punto de partida.

Las creencias son esas cosas que hemos dejado de cuestionarnos y las tomamos como verdad. Qué nadie nos hará cambiar de opinión.

Por ejemplo hay un experimento social en que dan limosna a gente que no lo necesita y se lo enseñe a algunas personas y me comentaron que ellos también se hubieran ofendido. Cada quién tiene sus creencias.

Lo importante aquí es dudar de ellas, dar paso a nuevas creencias ya que somos seres que evolucionan.

¿Es verdad que la primera impresión es la que cuenta?

¿Con sólo ver a una persona sabemos sus valores, sus creencias, su situación?

Claro que no.

Yo he decidido desde hace algunos años a dejar de usar traje. Me gusta usarlo, pero siento que no soy yo. Que intento reflejar o dar una imagen que no es adecuada a mi personalidad. Uso sacos o blazers, pero con tenis y playera 😀

Yo aquí dando una platica de Growth Hacking con WordPress. De playera, mezclilla y con tenis.

Raymundo Díaz dejando una impresión remanente.

Cuidado que también tiene que ver la cuestión social de pertenecer a un grupo. El aislamiento es un tipo de violencia de grupo. Y no empieces tú a dar pie a ello.

Imagínate que siempre tienes que estar usando ropa o tener una pose que no va contigo todos los días, por estar pensando que se te puede presentar una gran oportunidad muy importante en cualquier momento. ¿Por qué no ser tu mismo y ya?

¿Qué es la impresión remanente?

La impresión remanente es ese sabor de boca que le dejas a la gente cuando te acaba de conocer. Esa frase que dicen inmediatamente después: ¡Pero que buen tipo! o ¡Vaya que me dejo pensando!

¡Esa es la que cuenta!

Entonces deja de preguntarte si te ves bien o mal para la junta o reunión que vas a tener. Preocúpate por la impresión que les vas a dejar: Mejor dedícate a :

  • Leer de todos los temas que puedas, aunque no te gusten. Una vez conseguí un cliente en la fila de una tienda mientras platicabamos de lo maravillosos que son los cuentos de Chejov.
  • Escuchar podcasts de varios temas interesantes. A mi me encanta escuchar podcast mientras me translado de un lado a otro o cuando hago actividades que no necesitan de toda mi concentración.
  • Ver videos en Youtube. La gente de hoy en día habla más de los youtubers que de las estrellas de la televisión, siempre es un buen tema de conversación.
  • Aprender algo nuevo como una habilidad, un idioma, etc. Te sorprenderías de que hay más gente aprendiendo lo mismo que tu o quizas hasta te contagien con su entusiasmo para tu también aprender.
  • Participar en nuevas comunidades. Ahora es más fácil que nunca, las puedes encontrar en

Todo esto te dará muchas tablas para entablar conversaciones interesantes y fructíferas en cualquier lugar en el que te encuentres.

Así no tendrás que preocuparte por si vas de chanclas o de pants y sí vas a dar una buena primera impresión; con tantos temas que puedes tocar será imposible no dejar una gran impresión remanente.

Sólo una última cosa: ESCUCHA. Aprende a escuchar y escucha bien. Siempre nos gusta hablar de nosotros mismo y sin duda somos la persona más importante para nosotros.

Interacciones del lector

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *